LaDissertation.com - Dissertations, fiches de lectures, exemples du BAC
Recherche

Deuxième sexe - Simone de Beauvoir

Commentaire de texte : Deuxième sexe - Simone de Beauvoir. Recherche parmi 283 000+ dissertations

Par   •  2 Juin 2016  •  Commentaire de texte  •  2 404 Mots (10 Pages)  •  861 Vues

Page 1 sur 10

Presentación: El segundo sexo

El ensayo que voy a presentar es el segundo sexo escrito por la intelectual francesa y  filósofa existencialista Simone de Beauvoir y publicado en 1949. Es una obra revolucionaria, porque tuvo una influencia considerable en el pensamiento feminista y es la primera feminista que justifica su posición por tesis filosóficas e históricas. Beauvoir defiende el hecho que la desigualdad hombres / mujeres se construye históricamente e ideológicamente.

De Beauvoir aborda la situación de la mujer desde puntos de vista psicológico, antropológico, histórico, y desde referencias culturales, movimientos políticos y espacios, no sólo públicos sino también privados. También se acerca a las contradicciones de la mujer, fruto de lo que ella denomina la 'alteridad',  y también incluyendo su historia personal es decir la de una intelectual de 40 años que se volvió feminista mientras escribía esta obra maestra que ha abierto los ojos a millones de personas de varias generaciones.

Este trabajo publicado en dos volúmenes en 1949, encontró inmediatamente tanto una crítica entusiasta como críticas muy duras. El segundo sexo era tan polémico que el Vaticano le ha colocado en su lista de los libros prohibidos.

En primer lugar, voy a presentaros la obra con sus dos enfoques principales, luego hablaré de los conceptos claves del pensamiento de la autora y terminaré con las críticas que ha encontrado el ensayo.

La obra se divide en dos enfoques principales

El primer libro investiga sobre “Los hechos y los mitos” relativos a las mujeres generados por las perspectivas antropológica, biológica, psicoanalítica, materialista, histórica y literaria. Beauvoir trato de comprender cuales son las condiciones que han hecho posible el que la mujer se considera como “el otro”. En cada una de sus análisis, Beauvoir niega el monismo causal. El monismo es una doctrina filosófica que defiende que todas las cosas son uno. El término viene del griego "monos", que significa etimológicamente uno. Así para ella, ninguna de esas perspectivas es suficiente para explicar la opresión de las mujeres por los hombres, todo el mundo participa en la construcción de las mujeres como “Otro” del hombre. Así, las diferencias biológicas tales como el embarazo, la lactancia, la menstruación contribuyen a la diferencia hombre / mujer, pero no pueden justificar la jerarquía masculina / femenina. La biología o la historia siempre se interpretan en un punto de vista parcial, es decir él del hombre.

De Beauvoir analiza luego el papel de los mitos en la construcción de la ideología de la dominación masculina, sobretodo el mito del « eterno femenino ». Este mito paradigmático, que integra diversos mitos de la mujer como por ejemplo el mito de la madre, de la virgen, de la madre-patria, de la madre-naturaleza, etc… intenta trampear la mujer en un ideal imposible, negando la individualidad y rechazando la singularidad de las mujeres y de sus situaciones... Así, para Simone de Beauvoir, el mito del “eterno femenino” o concepto de un mundo estructurado, único y exclusivamente, por el hombre para convencer a la mujer de que es inferior por naturaleza, debía ser abolido.

 

En el segundo volumen intitulado “La experiencia vivida”, Simone de Beauvoir describe cómo viven las mujeres el hecho de ser seres oprimidos, seres transcendentes que no pueden realizar su transcendencia, sino que están relegadas a vivir en la inmanencia. (Conceptos que veremos luego).
El tomo empieza con la frase más famosa de Simone de Beauvoir, « 
No se nace mujer, se llega a serlo ». En este volumen, Beauvoir quiere destruir el esencialismo que pretende que las mujeres han nacido mujeres, pero al contrario según ella, son construidas así por el adoctrinamiento social. De Beauvoir apoya su tesis  trazando la educación de la mujer desde su infancia, pasando por su adolescencia hasta sus relaciones sexuales y nos va explicando cómo la sociedad y la cultura moldean en cada etapa de su vida, a este ser que es la mujer a través de la opresión para que llegue a ser lo que es. Así, Beauvoir estudia los papeles de la esposa, de la madre y de la prostituta para demostrar como las mujeres, en lugar de transcenderse por el trabajo y la creatividad, son reducidas a existencias monótonas, al papel de la madre y de la amante domestica y al del receptáculo sexual de la libido masculina.

De Beauvoir formula en conclusión algunas recomendaciones prácticas para favorecer la emancipación femenina. Primero, requiere que sea permitido a la mujer de transcenderse a través sus propios proyectos. Como tal, la mujer moderna “se jacta de pensar, de actuar, de trabajar, de crear en las mismas condiciones que los hombres.” Para asegurar la igualdad de la mujer, Simone de Beauvoir preconiza tales cambios en las estructuras sociales tales como la legalización de la contracepción y del abordo, la libertad económica de la mujer y de su independencia con respeto al hombre.

Ahora voy a presentar algunos conceptos claves que se destacan del pensamiento de Simone de Beauvoir:

El primero concepto es el de la alteridad:

La alteridad es una categoría que recorre todo el libro y que sirve para indicar como las mujeres están oprimidas y como están en una posición de inferioridad con respecto a los varones. En el caso de las relaciones entre los sexos, la alteridad se manifiesta por el hecho de que las mujeres no son solo oprimidas sino que son cómplices en una cierta medida, en su opresión, pero sólo en la medida en que no tienen otra opción posible. Así, las mujeres pueden ser responsables y participar a su propia sujeción. De Beauvoir distingue 3 conductas inauténticas en cuales las mujeres huyen de su condición de transcendencia para fijarse en creencias y valores predeterminados. Esas tres actitudes son: la narcisista, la enamorada y la mística. Esas tres categorías tienen en común la fuga  de su libertad al beneficio del objeto. En el caso de la narcisista, es el objeto en sí mismo, en el caso de la enamorada, su amado, y en el de la mística, el absoluto o Dios.

Trascendencia versus inmanencia

Según una visión existencialista que es la de Simone de Beauvoir; todo sujeto se afirma concretamente a través de los proyectos como una trascendencia. Si no realizamos proyectos nos quedamos como estábamos y vivimos en la inmanencia. La autora dice que “Cada vez que la trascendencia recae en la inmanencia se da una degradación de la existencia en “si”, de la libertad en facticidad”. Afirma también  que es una falta moral que llama “mala fe”, si es consentida por el sujeto pero que si se le es infligida, se transforma en una frustración y una opresión; pero en ambos casos es un mal absoluto. Para Beauvoir las mujeres están oprimidas en esta sociedad patriarcal que les condena a vivir en la inmanencia y por lo tanto no podemos realizar nuestra transcendencia, porque la cultura y la sociedad nos lo impiden. Por ejemplo, en lo que concierne el matrimonio, De Beauvoir lo vea como un obstáculo a la liberación de las mujeres porque fija en una institución los papeles arcaicos del marido, del jefe de la familia y el de la esposa, su eslava domestica. 

...

Télécharger au format  txt (14.5 Kb)   pdf (205.9 Kb)   docx (15 Kb)  
Voir 9 pages de plus »
Uniquement disponible sur LaDissertation.com